Boda con menú de asado: 3 ventajas y 3 temáticas

Cuando uno se imagina el momento de sentarse a degustar los platos que sirve el catering en el día del sí quiero, no siempre se piensa en una boda con menú de asado. Sin embargo, se trata de una opción que asegura el éxito. ¿Te atreves a plantear así un momento tan importante en tu celebración?

¿Por qué una boda con menú de asado es un acierto?

Un asado el día de tu boda puede parecer algo inverosímil. No obstante, si lo que quieres es hacer algo informal, te apetece organizar una fiesta de amigos y familia y quieres que el ambiente sea distendido y relajado, necesitas tener en cuenta esta opción.

Los beneficios más importantes de decantarte por esta alternativa para tu gran día tienen que ver con:

  • Se facilita la comunicación, se crean momentos en los que es más sencillo hablar con unos y con otros, mientras se rompe con la rigidez del menú de una celebración más formal. Una boda con menú de asado propicia que la gente se vaya levantando con su plato a probar nuevos cortes, piezas y sabores diferentes. De esta forma, los invitados participan del momento aún más y pasan a ser agente activo, en vez de pasivo. Eso impulsa el diálogo y la interacción, que surgen al poder ir de un sitio a otro y tenerlo más fácil para estar con todos, disfrutando de cada momento.
  • Pones un punto espontáneo. Aunque en realidad está todo pensado al detalle, la sensación que tienen los invitados es más acogedora, más casera y más cercana que en otros planteamientos de menú. La profesionalidad del servicio de catering conseguirá que la degustación de tu gran día deje a todos satisfechos, pueda personalizarse aún más fácilmente y además resulte impecable, del servicio a la presentación. Todo lo bueno de esas barbacoas de fin de semana por las que eres tan popular entre los amigos, pero con la exclusividad de una preparación algo más especial.
  • Les conquistas por el paladar. Los especialistas del catering preparan las brasas y allí mismo preparan los bocados más deliciosos. Resultan irresistibles a la vista y fácilmente reconocibles por su aroma. Carnes ibéricas al punto que desean tus amigos y familiares, una variedad de salsas para acompañar, opciones vegetarianas, tanto en lo que respecta a ensaladas, como a las verduras a la brasa; y una buena selección de platos en mesa para chuparse los dedos, como la hogaza de chorizo criollo o el huerto de El Laurel.

Además de todas estas ventajas, otro de los puntos fuertes de una boda con menú de asado es que se trata de una propuesta gastronómica que va muy bien con temáticas muy distintas. Esa versatilidad te abre las puertas a un amplio abanico de opciones para la decoración, la creación de ambientes, la música, la iluminación, e incluso el diseño de tu vestido y el de las damas de honor, o el dress code de los invitados. ¿Sientes curiosidad por saber cómo organizar una boda con menú de asado?

¿Cómo planificar la temática para una boda con menú de asado?

Una boda con menú de asado es ya una declaración de intenciones, pero todavía puedes personalizar más tu gran día si alineas la temática de la decoración con esa suculenta degustación que has preparado. Entre las opciones que mejor van con un menú carnívoro se encuentran las siguientes:

Boda temática medieval

Imagina largas mesas llenas de viandas, música de cuerda, juglares y acróbatas, la luz de las velas como única fuente de iluminación y un código de vestimenta inspirado en la Edad Media.

En este caso, el menú cobra una importancia aún mayor, al representar el motivo que reunía alrededor de la mesa a quienes festejaban acontecimientos importantes en esa época que has decidido recrear.

Si quieres permitirte aluna licencia, hazlo en el momento de la barra libre, introduciendo un toque más contemporáneo con los gin & tonics de autor y tu playlist favorita.

Boda temática escandinava

Te apasiona su estilo de vida y su decoración, has viajado a tierras nórdicas en diferentes ocasiones y, en cada viaje, has vuelto acompañada de nuevas ideas y de objetos que puede que te sirvan para completar los centros de mesa de una boda con menú de asado.

Tienes claro que plantearás el momento de degustar los platos elegidos de la siguiente forma:

  • Mesas alargadas de madera, sin mantelería.
  • Centros de mesa evocadores, con variedades oriundas de esas tierras.
  • Detalles muy personales, como los nombres de los invitados en tarjetas escritas a mano por tu con una dedicatoria por detrás.
  • Pequeñas luces colgantes combinadas con velas distribuidas a lo largo de las mesas, entre los invitados.

Boda temática argentina

Si optas por este estilo no puede faltar el pampa Grass decorando los espacios, ya que esta planta ha sido tendencia en los últimos meses. En tu gran día te dejarás llevar por la inspiración vintage y la brisa de la Pampa. El aroma de carnes a la brasa de la mejor calidad inundará el aire después de la ceremonia, indicando a los invitados que es momento de buscar en los meseros para averiguar el sitio que les corresponde. Al llegar a su puesto, se encontrarán con:

  • Una mezcla de madera y vidrio, fotos antiguas y pequeños objetos con mucho significado para ti.
  • Manteles de hilo sobre los que se encuentran las cuartillas con los menús, caligrafiados con mimo y decorados con ilustraciones que recrean mosaicos de otra época.
  • Flores colgantes y centros de mesa que incluyen pequeños arbolitos en los que tintinean diminutas luces.

Se trata de tres posibilidades alternativas, para tres tipos de novia muy diferente pero que tienen en común que quieren una boda con menú de asado. ¿Ya sabes cómo será la degustación en tu gran día?

Leave a Reply

Abrir chat
1
Hola ¿En qué podemos ayudarte?
Haz click en el icono de WhatsApp para iniciar la conversación...