Invitados de boda felices: misión cumplida

Lo quieres todo. Tienes al hombre de tus sueños, has planeado una celebración espectacular en un lugar con mucho encanto y, por supuesto, también quieres invitados de boda felices. Contigo coinciden muchas novias que, durante la organización de su boda, van anotando todas esas ideas que quieren poner en práctica para conseguir que su gran día sea también una experiencia muy especial para sus amigos y familiares.

Boda-Coco-0076

4 claves para lograr invitados de boda felices y satisfechos

Cuando la gente está a gusto en un sitio se nota porque no quieren abandonarlo, si es una fiesta quieren que se prolongue y, si les preguntas, te confirmarán, sin pensárselo dos veces, que tienen claro que repetirían su participación en una celebración así. Para muchos de estos invitados de boda felices eres motivo de inspiración y sueñan con poder casarse en un entorno tan diferente como el elegido por ti y estar a la altura de todos los que acudan a acompañarles en una fecha tan importante.

Con una buena dosis de creatividad y muchas ganas puedes, durante la cuenta atrás en la planificación de tu gran día, organizar detalles que garantizan invitados de boda felices, como los que te proponemos:

  1. Prepara un paquete de bienvenida para cada uno: agua, chicles, gominolas, un mapa del lugar… un pequeño regalo en el que también puedes incluir algunos pequeños lujos que se te ocurran. Todo lo necesario para que sus primeros minutos en la finca escogida por ti les confirmen que les vas a mimar.
  2. Sirve bebidas refrescantes personalizadas antes de la ceremonia: no esperes a la recepción y ayúdales a combatir el calor y los típicos nervios que todos compartís antes el sí quiero con cócteles de cava y zumo, aguas aromatizadas o limonadas con estilo.
  3. Cuídalos bien: los invitados de boda felices no pasan nunca frío, ni se encuentran incómodos, ni sufren por un sol cegador. Lo consiguen gracias a ti, que te has preocupado de que cada silla tenga su pashmina para protegerse de la brisa a última hora de la tarde, has preparado unos puestos donde cada uno puede coger un par de gafas de sol y, para cuando la hora del baile se acerca, tú ya te has adelantado a su necesidad de descanso surtiéndoles de zapatos planos para ellas y sandalias brasileñas para ellos.
  4. Satisface sus deseos más ocultos: envíales a casa con un detalle muy bien pensado que les confirmará como invitados de boda felices del todo. El kit de resaca es una opción escogida por las novias más previsoras para sus amigos y familiares, aunque puede sustituirse por fruta fresca y pequeños surtidos dulces (cookies, macarons o cualquier tipo de pastelito casero que hayas elaborado) o salados (desde pretzels a unos frutos secos de luxe, pasando por croissants rellenos con alguna de tus especialidades) y, por supuesto, refrescos de cola y agua. Y no te olvides de incluir una nota de agradecimiento!

Leave a Reply