Explosión de flores en Casa de Oficios

Posted by on May 19, 2017 in bodas celebradas en nuestra finca | No Comments

Nos encanta compartir contigo las experiencias que, en Casa de Oficios, vivimos gracias a novias que, como tú, deciden celebrar una fecha tan especial con nosotros. Su decisión nos da la oportunidad de ver cómo se transforma la finca en un lugar de cuento de hadas. Es lo que sucedió cuando dio el sí quiero una novia enamorada de la primavera… y de las flores.

1000 y una flores en Casa de Oficios

No sólo ella era una jardinera aficionada con gran visión, sino que, además, según nos contó, tuvo serias dificultades a la hora de elegir variedades de flor para la decoración de Casa de Oficios en su gran día. En los meses previos al verano, la oferta de flores es más amplia que en cualquier otra temporada, algo que complicaba aún más la decisión de la novia.

Su flor favorita desde pequeña era el girasol, pero llevando un vestido de Carolina Herrera no podía elegir otra variedad que las peonias, flor favorita de la diseñadora, de quien era fan. A priori, dos tipos de flor bastante difíciles de combinar. Pero a esta complejidad había que sumarle un factor extra: el hecho de que, durante toda su historia de amor, el novio le había regalado cada mes un ramo de margaritas, a veces silvestres, a veces no.

¿Cómo resolver esta situación?

Su wedding planner le dio las pistas necesarias y el resultado fue una explosión de flores en Casa de Oficios. Nuestra finca se vistió de blanco y amarillo, tonos que salpicaban rincones como:

  • La estancia donde se degustó el menú, donde cada mesa contaba con un centro de estilo rústico formado por girasoles, gerberas y margaritas.
  • El camino hasta el altar, decorado por pequeños árboles que se habían creado a partir de girasoles.
  • Las paradas y bodegones del aperitivo, que se situaban entre enormes barriles de madera, en vertical y horizontal, de los que salían cientos de margaritas.
  • La zona del baile de Casa de Oficios, en la que, desde el techo, pendían esferas de girasoles.
  • El rincón chill out, una zona muy especial y para la que se dispuso un columpio, especialmente diseñado para la novia, cuyas cuerdas estaban repletas de peonias.

Por supuesto, el ramo de novia se elaboró con una mezcla de las tres variedades más importantes para ella, y se completó añadiendo algunas orquídeas en tonos ocre con pintas en carmín.

¿Te sientes identificada con esta novia? ¿Has encontrado alguna idea que querrías llevar a la práctica?

 

Deja un comentario