Cómo elegir entre una boda mediana y una boda grande

Muchas veces las novias se encuentran en la tesitura de decidir en qué momento poner freno y dejar de invitar. Es la diferencia entre cien invitados y muchos más. Se trata sólo de elegir entre una boda mediana y una boda grande pero, en la práctica, no es nada sencillo.

boda provenzal casa de oficios

Pistas para poder elegir entre una boda mediana y una boda grande

Está claro que vuestros mejores amigos y familia más cercana serán testigos del sí quiero, pero ya estás hablando de varias decenas de invitados. Sabes que, a poco que engroséis la lista de familiares tendréis que elegir entre una boda mediana y una boda grande pero se trata de una fecha especial y quieres que todo en relación a ella sea positivo.

Puedes conseguirlo con unas sencillas pistas que te facilitarán la tarea de responder a tu pregunta de si de verdad quieres invitar a alguien, ahorrándote mucho tiempo a la hora de elegir entre una boda mediana y una boda grande:

  1. Honestidad: ¿te apetece pasar cinco minutos con esa persona el día de tu boda? Si no lo tienes claro o si la respuesta es directamente no, ya no necesitas seguir planteándote si enviar esa invitación. Te la puedes ahorrar.
  2. Realismo mágico. Aunque la verdad es que no tiene nada de magia el hacer memoria y responder a una pregunta muy sencilla: ¿has hablado con esa persona en los últimos años? Pon 3 ó 5 y obtendrás un dato objetivo que te permitirá hacer una criba muy realista. Elegir entre una boda mediana y una grande es, a veces, el hacerlo entre estar totalmente a gusto o un poco menos cómoda. Recuerda que es tu gran día.
  3. Amigos y residentes: una de las mayores dificultades de la lista de invitados tiene que ver con el momento de empezar a valorar si los amigos, colegas o personas cercanas a alguien que te gustaría invitar también deberían participar en la celebración. El trabajo es la principal fuente de dudas ya que, muchas novias se sienten obligadas a enviar invitaciones a casi media plantilla de la firma para la que trabajan, a los que hay que sumar cantidades proporcionales del negocio del futuro marido. No es necesario, ni obligatorio. Céntrate en quienes, además de compañeros, son amigos, esas personas con las que también quedas fuera del horario laboral y habrás acertado en tu elección.

En cualquier caso, si a pesar de todas estas recomendaciones que te ayudan a elegir entre una boda mediana y una boda grande, la cifra final se dispara; no te preocupes porque en Casa de Oficios tenemos sitio para todos y estamos deseando recibiros, garantizando la comodidad y el bienestar de todas las personas que te acompañen en tu gran día.

 

Leave a Reply

1
×
Hola ¿En qué podemos ayudarte?
Haz click en el icono de WhatsApp para iniciar la conversación...