Boda de verano: 5 consejos para novias

Querías una boda de verano y faltan pocas semanas para que tu sueño se haga realidad. Pese a que, probablemente, ya tienes casi todos los detalles bajo control, nunca está de más repasar algunos puntos que pueden conseguir que tu día sea aún mejor y que disfrutes mucho más de la experiencia.

Cómo lograr una boda de verano inolvidable en 5 claves

 

  1.       El vestido de novia

El vestido de novia que hayas elegido para dar el sí quiero puede dar paso a un modelo mucho más ligero y fácil de llevar. Con las altas temperaturas de esta temporada, los diseños estructurados y los más ajustados pueden terminar restando confort a quien los lleva. No lo dudes y busca un plan B. Para este otro vestido puedes optar por un patrón más corto o asimétrico, si son opciones que barajaste para el principal y no llegaste a escoger.

  1.       El jardín

El baile bajo las estrellas o la cena a la luz de la luna son privilegios de una boda de verano que pueden convertirse en momentos mágicos, a tu alcance con un poco de planificación. Habla con el servicio de catering o tu wedding planner para escoger el lugar idóneo de los exteriores de la finca.

  1.       Detalles para invitados

Aprovechando la estación, no necesitarás pensar demasiado para acertar con los regalos de boda para invitados. Abanicos, pay pays, sombreros o gafas de sol les ayudarán a luchar contra las altas temperaturas de una forma divertida.

  1.       Menú de boda de verano

El menú de una boda de verano no se parece al que elegirías en meses más fríos. Al escogerlo, piensa en platos ligeros y ten claro que los invitados necesitarán más hidratación. Sopas frías, platos con gran presencia vegetal y una barra libre de postres pueden ser opciones a tener en cuenta. Para los maridajes piensa en cócteles de baja graduación, vinos blancos y rosados, champán o cava y, también, ¿por qué no? Cerveza.

  1.       Momentos únicos

Para que tu boda de verano sea distinta a cualquier otra elige una temática y basa en ella tu decoración, sorprende a tus amigos y familiares con detalles muy personales, consigue que participen de forma activa en tu gran día organizando algún juego, concurso o baile; y marca la diferencia con bodegones, corners y carritos para poner un toque muy tuyo en momentos como la recepción, el aperitivo o la barra libre.